El síndrome del colon o intestino irritable

¿Hace tiempo que tu vida depende básicamente de como estés a nivel intestinal?

¿Que has dejado de hacer y, continúas dejando de hacer cosas, porque no sabes cómo estará tu barriga en aquellas situaciones?

¿Has hecho varias dietas, has dejado temporalmente algunos alimentos, leche, gluten, alcohol, etc … y los cambios son poco sustanciales o, están, pero te es imposible vivir con tantas restricciones?

¿Te has hecho todas las pruebas existentes y no te han encontrado nada muy anormal y tus molestias han sido encasillada dentro de este cajón de sastre que se llama síndrome del colon o intestino irritable?

¿Te has resignado a encontrar ningún otro solución? ¿Has probado de visitarte con un homeópata unicista?

Si la gran mayoría de las preguntas (excepto la última) tu respuesta es afirmativa serás todo un / a experto / a en este llamado síndrome. De alguna manera, podríamos decir, que tu barriga, se ha convertido en un compañero de viaje en tu vida. En función de cómo esté ella, estarás tú.

Habrás podido, pues, comprobar que tu estado anímico tiene una influencia clara con el estado de tus intestinos y al mismo tiempo el estado de estos retroalimenta tu estado anímico.

Es evidente, por tanto, que existe una influencia de nuestro estado emocional y / o mental con las molestias que se puedan tener en la barriga o en las deposiciones.

Nuestro estado emocional y / o mental con las molestias

Esta correlación emoción-barriga la podemos explicar desde un punto de vista fisiológico ya que sabemos que nuestro aparato digestivo está inervado básicamente por el sistema nervioso autónomo.

Y para que, ¿por qué a este tipo de sistema nervioso se le dice autónomo? pues para diferenciarlo del otro, que es voluntario. El voluntario nos sirve básicamente para pensar, razonar, planificar y mover músculos y por tanto todos los pensamientos y movimientos voluntarios y el autónomo podríamos decir que no depende de nuestra voluntariedad, por eso se le llama de esta manera.

Pero qué pasa cuando tenemos un estado de excitación emocional descontrolado crónico, ansiedad crónica, miedos, estrés, etc …?

Imaginemos que estamos en la sabana africana y nos giramos y a lo lejos vemos un león. Nuestro sistema autónomo o involuntario daría una serie de procesos fisiológicos de otro lado totalmente normales y necesarios, que nos prepararían automáticamente a tener pánico y echar a correr.

Entre muchos de estos procesos podría ocurrir que tuviéramos automáticamente una diarrea ya que nuestro cuerpo quisiera expulsar lo que tendría dentro debido a que posteriormente cerraría todos los esfínteres y podría centrar todos los esfuerzos en disparar todos nuestros sistemas para echar a correr.

Sabemos que, debido a nuestra manera de vivir actual, son muchos los que viven en estados de alerta constante, con ansiedad constante, con miedos constantes, con estrés constante o con bastante frecuencia.

De alguna manera nuestro sistema autónomo es como si detectara demasiado a menudo un león a lo lejos, siendo este león un producto de nuestra imaginación

Por lo tanto los síntomas que acabamos teniendo son similares a los desórdenes que se producen si estuviéramos viviendo esta situación de forma real muy frecuentemente. Y por lo tanto tendríamos síntomas que para explicarlo llanamente serían exagerados por la realidad que vivimos.

A partir de ahí pueden empezar todos los desórdenes o síntomas que han ido rellenando este cajón de sastre llamado Síndrome del colon o intestino irritable.

Hecha esta explicación, se entiende pero que el orígen de estos desórdenes no se encontrarían en el intestino sino que lo encontraríamos en nuestra manera de enfocar nuestros miedos, ansiedades, cosas y situaciones estresantes para nosotros, etc …

Es evidente que con el tiempo las estructuras orgánicas van quedando dañadas y sobre todo si le sumamos los efectos supresivos y colaterales de los fármacos químicos.

Por tanto pues, si queremos resolver de forma definitiva necesitamos la ayuda de una medicina que aborde los tres estratos de nuestro organismo:

E

Mental

E

Emocional

E

Físico

La homeopatía como medicina

Esta disciplina sin lugar a dudas nos podrá ser de gran ayuda para ir revirtiendo los síntomas tanto físicos pero sin Ovidiu los emocionales o mentales que han llevado a los pacientes a sufrir esta patología mucho tiempo y muchas veces en silencio o sin la total comprensión de su entorno .

¿Necesitas más información?

Para cualquier duda sobre tu caso contacta conmigo para resolverlas sin ningún tipo de compromiso.

Llamar

Contáctanos

Ubicación

whatsapp-logo

Llamar

Contáctanos

Ubicación

whatsapp-logo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Contacto Lateral
close slider

Pide cita con nostros

Osteopatía y Homeopatía en Gerona